Text Size
Lunes, Marzo 27, 2017
Top Tab Content

 Mi nombre es Jesucristo y soy un alcohólico - bulímico por Guillermo Jorge Silva Martínez

 Mi nombre es Jesucristo y soy un alcohólico - bulímico 

Guillermo Jorge Silva Martínez

{youtube}oBrqB2X5x8c{/youtube}

Texto completo en:

https://docs.google.com/open?id=0B3DeGW1hlKVIZmx3Z1RmZVNxa0U

Resumen:

Privilegio de unos cuantos, no de la gran masa de pobres, el vino giró en torno de la vida de Jesucristo. El primer milagro de la vida de Jesús fue convertir agua en vino en las bodas de Caná (Juan 2). Cuál sería su forma de vida, que de acuerdo al propio Nuevo Testamento fue acusado de tragón y bebedor (Mateo 11:19, Lucas 7:33-34). Incluso el vino se convirtió en parte importante de la consagración en las prácticas rituales cristianas, representación antropofágica de la sangre de Cristo (Marcos 14:22-24, Mateo 26: 26-28, Lucas 22:20).

En los ágapes de los primeros cristianos, ya Pablo refería las discordias generadas por el vino (1 Corintios 11). En nuestros días, muchos centros de atención al alcohólico, de inspiración católica o protestante, colocan erróneamente a Jesús como modelo de conducta. En suma, en mi participación, trataré de demostrar, basado en las fuentes bíblicas y el apoyo de otras fuentes bibliográficas que Jesucristo era un alcohólico y bulímico, y por tanto no puede seguir siendo considerado como un ejemplo o modelo de conducta humana a seguir.